El perfecto renacimiento humano - Las 37 prácticas del Bodhisattva

Las treinta y siete prácticas del Bodhisattva de Togme Zangpo
Comentarios del libro Joyas del Budismo de Gueshe Tamding Gyatso

1

El perfecto renacimiento humano dotado de plena libertad constituye una embarcación excelente y difícil de encontrar. Puesto que ahora disponemos de una, trabajemos día y noche sin desviarnos de la ruta que nos libera del samsara no sólo a nosotros sino también a los demás. Escucha, contempla y medita. Los Hijos de los Budas practican así. 

Escuchar, contemplar y meditar en la importancia y valor de nuestra situación humana es muy importante. El cuerpo y mente que poseemos son muy difíciles de volver a conseguir en un futuro y se les asemeja a una embarcación que nos permite ir más allá del samsara. Si no aprovechamos esta oportunidad ahora que la tenemos ¿cuándo vamos a hacerlo?. El samsara es como un océano repleto de tiburones; en sus aguas nos asechan los sufrimientos y los engaños mentales. Para salir de este mar de insatisfacción no existe otro medio que usar adecuadamente la embarcación de nuestro perfecto nacimiento humano. Si lo desperdiciamos ahora ¿quién sabe cuando volveremos a disfrutar de una situación parecida?. Si ahora no sacamos provecho de ello y desperdiciamos el tiempo implicados en actos destructivos, en el futuro ni tan siquiera oiremos la palabra "felicidad". 

Una analogía señala lo difícil que es conseguir un perfecto renacimiento humano. Imaginemos un gran océano sobre el que flota una anilla dorada, en el fondo del mar vaga una tortuga ciega que sube cada cien años a la superficie. Se dice que es más fácil que, al subir, introduzca su cabeza dentro de esta anilla que obtener un cuerpo y mente como el que tenemos actualmente. 

El perfecto renacimiento humano nos permite acceder a la Liberación, la Iluminación o, asegurarnos al menos, un renacimiento en un reino superior de existencia. Tsong Khapa ya señaló que es como una joya que concede todos los deseos. 

Un recipiente de oro incrustado de joyas es un artículo precioso y raro, pero si un pordiosero desconoce su valor y lo utiliza para poner basura ¿le ayudará en algo?. Usar nuestra situación presente sólo para asuntos de esta vida hace de nosotros unos estúpidos. Ser humano, en sí mismo, no significa tener el perfecto renacimiento humano, éste debe tener dieciocho características según vienen explicadas en los libros Senda de Luz y Rayos de Sol. 

Para dar un buen uso a nuestra situación presente podemos empezar escuchando, contemplando y meditando en el Dharma. De manera especial el arte de escuchar es importantísimo ya que sin él, es imposible meditar. 

El texto raíz de Las Treinta y Siete prácticas del Bodhisattva fue compuesto por el gran yogui Togme Zangpo (1245-1369). Después de hacerse monje estudió extensamente y llegó a convertirse en un gran erudito budista

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...